in

Joel Sánchez dice que cayo en la pobreza y ya no tiene dinero ni para pagarle a los vigilantes

La campaña electoral de Joel Sánchez, ha caído en la desgracia y de hecho el arenero ha revelado que ya no tiene dinero ni para darle comida a los vigilantes que están presentes en las elecciones del próximo domingo 4 de febrero.

Sánchez, quien es sin duda alguna uno de los candidatos presidenciales más nefastos de la historia de El Salvador, confesó en días recientes que se había quedado sin pisto, y estás declaraciones confirman su caída en la desgracia.

De esta forma, los candidatos de la oposición ya solo quedaron para dar lastima, pena y risa, lo que sin duda alguna habla muy mal de los candidatos que que los partidos opositores presentaron en estas elecciones.

Pizza Chicas dice que si los de Nuevas Ideas no salen a votar, la oposición podría ganar la asamblea

Gobiernos de ARENA permitieron que los Pandilleros acabarán con las vidas de los Salvadoreños