in

Joel Sánchez, El Candidato Insignificante de ARENA Frente al Titán Nayib Bukele

 

Las próximas elecciones presidenciales de El Salvador en 2024 están marcadas por una desigualdad aparentemente insuperable. En un lado, el actual Presidente Nayib Bukele, respaldado por una inmensa popularidad; en el otro, Joel Sánchez de ARENA, un candidato que lucha por llamar la atención en el escenario político.

Recientemente, Sánchez, a quien algunos han bautizado despectivamente como «Don Nadie», quedó paralizado cuando se le preguntó si se sentía capaz de enfrentarse al aclamado Bukele en las urnas. Este desalentador momento ha sido un reflejo de la insustancial presencia de Sánchez en el panorama político y de la desesperada situación de ARENA.

Joel Sánchez no solo es uno de los candidatos más débiles que ARENA haya presentado, sino que su nominación pone de manifiesto la crisis de liderazgo que aflige a este otrora poderoso partido. La ausencia de figuras influyentes y respetadas es alarmante y señala el declive de ARENA en la política salvadoreña.

La candidatura de Sánchez es el último y más evidente síntoma de la grave enfermedad que afecta a ARENA: la ausencia de una dirección clara y de líderes capaces de inspirar confianza. En lugar de presentar una alternativa convincente a Bukele, ARENA parece haberse conformado con un candidato que apenas logra hacerse oír.

Julia Evelyn Martínez exige que el 7% de la población desconozca la reelección del Presidente Bukele 

Presidente Bukele destroza a los medios de comunicación financiados por George Soros