Niños juegan en las noches en un ambiente seguro gracias a soldados que los cuidan

Gracias a la presencian de soldados y policías en los cercos de seguridad de Tutunichapa y otras comunidades, estas zonas que antes eran un infierno ahora son seguras; así se puede constatar en el nuevo día a día que viven los habitantes de estas zonas en las cuales ahora pueden permanecer tranquilos y seguros incluso en las noches.

Niños jugando, adultos caminando, otros conversando en plena calle y más, son las imágenes que reflejan el cambio que se logró gracias a las medidas de seguridad del presidente Bukele; además cabe resaltar un elemento muy importante el cual es la iluminación, ya que por años estas personas vivían a oscuras, lo que facilitaba la chamba de los pandilleros.

Ahora todo es diferente, falta mucho por hacer pero sí se ha avanzado mucho y así lo confirman los salvadoreños que se están viendo beneficiados de estos cercos; la seguridad que viven ahora sin duda no tiene precio y están muy agradecidos con el presidente Bukele por lo que está haciendo en El Salvador.

Related Posts