in

Zamora: De ‘Dinosaurio’ Político a Tiranosaurio de la Democracia Salvadoreña.

Rubén Zamora, la figura errática y desorientada de la política salvadoreña, parece haber perdido todo contacto con la realidad y el sentido común.

Este ‘dinosaurio’ de la política, como muchos lo describen con desdén, ha propuesto una medida extremista y absolutamente inaceptable: privar de la nacionalidad salvadoreña a aquellos que respalden o impulsen la reelección del Presidente Nayib Bukele.

Las encuestas muestran que el 95% de la población salvadoreña apoya la reelección del Presidente Bukele. La propuesta de Zamora, por lo tanto, no solo es absurda sino que es una amenaza para la unidad de la nación y una afrenta al derecho democrático de cada ciudadano a expresar su opinión y ejercer su voto.

Las tácticas desesperadas y carentes de sentido de Zamora y sus aliados en la oposición no hacen más que resaltar su incapacidad para entablar un diálogo político constructivo.

En lugar de proponer ideas útiles y razonables, han elegido el camino de la mentira y la manipulación, jugando con el futuro de El Salvador para sus propios fines egoístas.

Rubén Zamora ha cruzado la línea de lo que es moralmente aceptable en política. El intento de criminalizar y castigar a aquellos que simplemente ejercen su derecho democrático a apoyar a un candidato es un ataque directo a la libertad de expresión y la democracia

 

UCA reconoce que el cuarto año del Presidente Bukele es uno de los mejor calificados en la historia.

FGR deja pobre a los del Barrios 18, en un madrugón